11 jun. 2016

MI CUERPO EN LLAGAS.

Estoy coleccionando miradas, retales de piel que cortan y dejan en carne muerta mi vida, mi cuerpo en llagas.
Déjenme sobrevolar las calles, buscar pedazos de vida en otros versos, quedarme prendada y prendida de vidas ajenas, como si algún día fueran a ser propias.
No se me permite más opción que la elección, nadie comprende que estamos hechos a partes y aparte. Querer vivir así supone autoexiliarse, andar fuera de los límites, quedarse siempre al margen.
Nadie comprende que hay demasiada vida en los lugares, en los objetos, en las personas, para la elección.
Permítanme elegir la vida, no hacerlo sería autodestruirse. Seleccionar es desprenderse de uno mismo, borrar trazos de lo que fuiste, eres y serás.
Yo quiero vivirme entera, saberme llena de mí, de vida; aún si debo proclamarme funambulista eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario